Los 7 Hábitos Definitivos Que Cambiarán Tu Destino

martes, enero 05, 2016


Hace algún tiempo compartieron conmigo una historia que, por su simpleza, me llegó directa al corazón.

Cuentan que en la época de Jesús de Nazareth vivió un rabino llamado Hillel, al que apodaban El Anciano.

Un día, un pagano se acercó hasta él y se ofreció a convertirse al judaísmo si Hillel era capaz de recitar todas las enseñanzas judías a la pata coja.

El Anciano se puso sobre una sola pierna y dijo: «No hagas a tu prójimo lo que odies que te hagan a ti. Ésta es toda la Torá; todo lo demás es sólo comentario».

Y es que los grandes secretos de la vida se encuentran custodiados en la sencillez misma.

Quizá sea por este motivo, porque lo simple no satisface las expectativas de la mente racional, que el ser humano nunca deja de buscar en complicadas teorías cuánticas, en complejos rituales y meditaciones o en enrevesados sistemas de conocimiento lo que es tan fácil de entender: la Verdad que lo hará libre.

La Verdad no necesita de grandes palabras para ser presentada; puede ser alcanzada de manera natural.

Y además, sin importar cuál sea la fuente de donde provenga, sólo podrás hallarla en un único lugar: dentro de ti.

Sabiendo esto...¿quieres averiguar la forma sencilla de cambiar tu destino?

El poder de los hábitos

Como seres humanos, somos la Divinidad en acción. Y serán nuestros actos en el mundo que nos rodea el testimonio viviente de nuestro grado de conciencia.

En palabras del gran Mahatma Gandhi: «Vigila tus pensamientos porque se convierten en palabras. Vigila tus palabras porque se convierten en actos. Vigila tus actos porque se convierten en hábitos. Vigila tus hábitos porque se convierten en carácter. Vigila tu carácter porque se convierte en tu destino.»

Todo comienza en el plano del pensamiento. Por lo tanto, si quieres cambiar tu destino, tendrás que desarrollar en primer lugar los hábitos mentales que te conducirán hacia la vida de plenitud que te pertenece por derecho propio.

Stephen Covey, en su obra Los 7 Hábitos De La Gente Altamente Efectiva, nos cuenta que para convertir algo en un hábito en nuestra vida se necesitan tres elementos:

  1. Conocimiento; que proporciona un marco, un contexto en el que se delimita qué hacer y por qué.
  2. Habilidad; que responde al interrogante de cómo hacerlo.
  3. Deseo; que infunde la motivación, el querer hacer.
En el caso que nos ocupa en este post, el marco en el que trabajaremos será el de las leyes del pensamiento.

La habilidad, o lo que es lo mismo, la manera de alcanzar tu objetivo, te la describiré en la siguiente sección.

El querer hacerlo, sin embargo, es algo que depende de ti; de lo dispuesto o dispuesta que estés a asumir el compromiso contigo que transformará tu vida entera.

Sin más preámbulos, te invito a conocer los 7 Hábitos Que Cambiarán Tu Destino...



#1. Libérate de las ataduras del tiempo

Soy un Ser eterno, perfecto e ilimitado.

Aunque haya mudado de piel en infinidad de encarnaciones, desde el nivel de conciencia de mi alma sólo existe una vida.

Aunque el escenario de mis experiencias se haya transformado cada vez que comenzaba una nueva aventura en la dimensión material, para mi alma sólo existe la eternidad.

Aunque el personaje que haya asumido en cada obra haya sido diferente en distintas ocasiones, mi espíritu siempre ha sido el mismo.

La única realidad es el eterno aquí y ahora. Y desde esta posición decido vivir mi vida.

Gracias por cada experiencia, gracias por cada vivencia, gracias por cada enseñanza.

Con amor, bendigo mi existencia.

#2. Busca siempre la paz interior

A partir de este instante, mi máxima prioridad será siempre establecer la paz en mis planos internos.

Para ello, convertiré en mi lema que Sólo El Amor Es Real.

Si experimento conflicto en mi corazón es porque mi percepción está atrapada en algún engaño de la mente.

Reconozco estas situaciones como oportunidades para corregir mi forma de contemplar el mundo.

No descansaré hasta que mi intuición me muestre la perspectiva correcta de las cosas, la cual traerá de nuevo a mi entendimiento la paz que Yo Soy.

Pongo toda discordancia en manos de mi Yo Superior para que Él me muestre la Verdad que apaciguará mis sentidos.

Gracias, gracias, gracias. Soy paz.

#3. Vive más allá de los juicios

El Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal es una metáfora de mi mente dual.

Siempre que como su fruto, es decir, cada vez que proyecto un juicio sobre el mundo, me condeno a mí mismo a la expulsión de mi Paraíso Interior.

El castigo o la salvación se encuentran en mí.

Confío en la perfección de la maquinaria del Universo.

Aunque no comprenda, renuncio a juzgar y simplemente confío en que todo forma parte de un plan de Luz.

Soy libre.

#4. Deja marchar el resentimiento

¿Por qué albergar resentimiento si lo único que logro es dañarme con ello?

Comprendo que existe una Gran Ley que imparte a cada quien, incluso a mí misma, el resultado de cada pensamiento y acto.

Mi labor es derramar perdón sobre mí y mis semejantes.

Lo que los demás me hacen es mi propio karma manifestado; una vez vivido y perdonado en mi conciencia, deja de ser asunto mio.

La Gran Ley se ocupa de cada persona implicada. Dejo marchar el resentimiento y recupero mi destino glorioso.

#5. Contempla todas tus experiencias como un reflejo

Asumo que debo cambiar por dentro para que lo de fuera pueda transformarse.

Todo es mi reflejo, de la misma forma que yo soy un espejo en el que los demás se miran.

De nada sirve cambiar de espejo o tratar que el reflejo cambie sin cambiar yo.

Si no me gusta lo que veo, es inútil luchar contra ello.

En lugar de negarme la posibilidad de crear unas nuevas circunstancias esforzándome en eliminar lo externo, me vuelvo hacia mi interior para encontrar y eliminar la causa de lo que no me agrada.

Mi vida cambia al mismo ritmo que yo.

Soy la causa, y no el efecto, de mis vivencias.

#6. Desea sólo aquello que engrandece tu alma

A un alma raquítica le corresponde una vida semejante.

Por lo tanto, me ocuparé de agrandar mi alma para crear el espacio para una vida extraordinaria.

Sólo deseo aquello que ennoblece y expande mi espíritu.

En consecuencia, mi vida sólo puede prosperar en orden, verdad y unidad.

Lo que no forma parte de mi esencia, no lo quiero.

El mundo está lleno de oportunidades que me pertenecen por derecho de conciencia.

Todo es perfecto, completo y entero.

#7. Fluye

Siempre estoy en el lugar correcto, de acuerdo a mi grado de crecimiento.

Si no me gusta, reorganizo mi mundo interno, elevo mi conciencia y fluyo.

Todo viene a mi vida fácilmente y sin esfuerzo.

Formo una unidad indivisible con la Fuente de todo; no carezco de nada...todo me ha sido ya otorgado.

Reclamo aquí y ahora de los planos invisibles toda sustancia necesaria para el cumplimiento de mi Plan Divino aquí en la materia.

Gracias, gracias, gracias.

Y como colofón...

Sé amable y compasivo contigo. Cambiar de hábitos requiere tiempo y paciencia...y mucha práctica.

Yo aún sigo trabajando en varios de ellos y sé que todavía me queda un largo camino por recorrer.

Aun así, permanezco atento a mis señales internas y me perdono cada vez que me equivoco.

Eso sí, inmediatamente corrijo mi actitud mental y continúo insistiendo para que estos 7 principios queden grabados a fuego en mi conciencia.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Te ha sido de ayuda? ¿Tienes algo que comentar? Te animo a compartirlo...

Puede que también te interese

6 comentarios

  1. Vine hasta èste sitio buscado las palabras que acabo de leer, Gracias, gracias, gracias!!!
    Abrazo Juan!!!

    ResponderEliminar
  2. Estados de conciencia espirituales y transpersonales constituyen una nueva comprensión del psiquismo en reciprocidad con el desarrollo personal y social...

    ResponderEliminar
  3. Estoy por terminar de leer el libro "Espiritual" y han surgido cambios en mi vida tanto espirituales como materiales.... los milagros han surgido a millon. He puesto en practica todos los ejercicios recomendados dia tras dia y mi vida esta tomando otro rumbo. Es increible estoy muy contenta y mis respectivas gracias al Sr. Juan Navarrete por su ayuda.... Gracias mil gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Abigail...siempre es una enorme satisfacción saber que uno plantó una semillita para el cambio. Seguro que estas realizando un gran trabajo en tu conciencia. Enhorabuena!!

      Eliminar
  4. TAL Y COMO DIJO HACER ESE CAMBIO INTERIOR NO ES FACIL PERO SE QUE SI LO PERSISTO LO LOGRARE. SU ARTICULO DE LOS SIETE HABITOS PARA CAMBIAR NUESTRO DESTINO... ESTA MUY BUENO Y LLEGA MUY PROFUNDO.... ME SIENTO FELIZ DE HABER CONOCIDO LA VERDAD.... AHORA SIENTO MUCHA PAZ Y VIVO LLENA DE ESPERANZAS....

    ResponderEliminar
  5. POR FAVOR NECESITO SU RECOMENDACION PARA SEGUIR ESTUDIANDO ESTA NUEVA VERDAD .... YA LEI SU LIBRO UNA VEZ Y COMENZE A LEERLO DE NUEVO PARA ASIMILAR MAS SU CONTENIDO.... ME MANTENGO LEYENDO A DIARIO LOS ARTICULOS EN LA ESCUELA DE LA LUZ.... TENDRIA ALGUNA RECOMENDACION EXTRA PARA DAR CONTINUACION A LO QUE HE COMENZADO... ESTOY MUY FELIZ... DE VERAS .... QUISIERA GRITAR A LOS CUATRO VIENTOS PERO NO PUEDO .... SE QUE DEBO CONTROLARME Y DAR PASO A LA PREPARACION DE MI CAMBIO INTERIOR... GRACIAS POR SU AYUDA ....

    ResponderEliminar

Facebook

Imágenes