¿Quién Piensa En Tu Mente? 7 Maneras De Autosabotearte Y Arruinar Tu Vida

martes, diciembre 01, 2015


«La sabiduría sin práctica es como un burro cargado de libros». ─ Proverbio sufí.

En este post te ofrezco una solución realista a algo con lo que estoy seguro te has tenido que enfrentar en muchas oportunidades: el autosabotaje.

¿Cuántas cosas sabes, que si tomases la decisión de trasladarlas a la acción, transformarían tu vida de una manera radical?

Y es que, siendo sinceros el uno con el otro, quienes hemos entrado en contacto en algún momento con las enseñanzas metafísicas, sabemos que hemos repetido este mismo patrón más de una vez.

  • Aprendemos algo (en un libro, taller, conferencia, etc.) que nos ayuda a resolver algún problema puntual en nuestra vida.
  • Esto nos convence de que el hecho de poseer ese conocimiento ya nos vuelve inmunes a otros desafíos.
  • Entonces, a pesar de que ya sabemos algo nuevo, continuamos con los mismos hábitos de pensamiento que autosabotean nuestra felicidad y nuestra paz interior.
  • Y, finalmente, llegamos a la conclusión de que hay algo nuevo que aprender e iniciamos una nueva búsqueda.
Dar los mismos pasos en círculo una y otra vez, te conducirá siempre al mismo lugar en el que comenzaste. ¿No te das cuenta de que la acumulación de conocimientos no es la solución?

Es millones de veces más potente una verdad que se lleva a la práctica con constancia, que cientos de conceptos que llenen tus estanterías mentales y que no harán otra cosa más que acumular polvo y telarañas en el interior de tu cabeza.

No es cuestión de cantidad

Te propongo algo...

Existe una enseñanza sencilla que si te concentras en ella y la logras aplicar en todas las situaciones de tu vida, todo se transformaría en tiempo récord.

Ésta es la máxima de la Ley del Mentalismo:

«Todo Es Mente»

Pon a un lado por un tiempo todo lo demás y dedícate a enraizar en ti esta semilla de sabiduría que no me cabe duda de que ya conocías.

«Los pensamientos son cosas», titula Prentice Mulford, uno de los grandes maestros de la Ciencia de la Mente, a uno de sus libros clave para entender esta idea.

Todo en el Universo, desde lo que aparenta ser un objeto sólido, hasta lo que consideras situaciones que te están sucediendo, forma parte de una colosal máquina mental que escapa, por su gigantesca magnitud, a nuestro entendimiento.

Aunque, como ya te comentaba en otro de los posts (El Efecto Boomerang...Todo Lo Que Necesitas Saber Para Limpiar Tu Karma), no necesitas saber cómo funciona algo en su totalidad para poder beneficiarte de ello.

En palabras más simples, no tienes que ser ingeniero o ingeniera para poder usar un teléfono móvil. Sólo basta con que aprendas a tocar las teclas adecuadas y del resto del proceso ya se encargan los técnicos.

Tu mente forma parte de esta maquinaria prodigiosa cuyos engranajes trabajan para transformar pensamientos en experiencias.

Por eso, a partir de ahora, cuando te veas envuelto o envuelta en circunstancias que te abruman y que te gustaría cambiar, no cedas a la tentación de intentar solucionarlas adquiriendo nuevos conocimientos.

En lugar de eso, considera el desafío como una oportunidad de afianzar lo que sabes dentro tu conciencia.

Transformar en músculo la teoría es lo que te dará la fuerza y el poder para transformar tu vida por completo.



Autosabotaje

Aunque, sabiendo todo esto, te cuento que a veces lo más importante es descubrir qué es lo que tienes que dejar de pensar.

Si hemos quedado en que tus experiencias son los efectos, ¿qué pensamientos y creencias son los que alimentan estas circunstancias que deseas eliminar?

¿De qué formas puedes estar autosaboteando tu vida sin que te des cuenta de ello?

Veamos unas cuantas...

#1. ¿Quién piensa en tu mente?

Todos tenemos la tentación, cuando las cosas no son como queremos, de culpar a algo o a alguien más por lo malo que nos pasa.

Sin embargo, ya es hora de dejar atrás esa actitud infantil.

Deja de victimizarte. ¿Quién piensa en tu mente, tú o los demás?

La Ley del Mentalismo funciona siempre y para todo, también para las situaciones desfavorables que vives.

Incluso las personas que te resultan desagradables, fuiste tú quien las atrajo por alguna razón. Ellas eran ya así, y se están comportando de acuerdo a su guión.

Son un engranaje más que encaja con tus propias ruedas mentales.

No te autosabotees renunciando a tu poder...¿quién piensa en tu mente?

#2. ¡No me lo puedo creer!

Conozco decenas de historias de personas que lograron crear milagros en sus vidas gracias al poder de su pensamiento.

Algunas de ellas, después de haber alcanzado lo que querían, lo primero que supieron exclamar fue: «¡No me lo creo!».

El poder de la fe funciona en las dos direcciones, tanto si crees como si no.

Por lo tanto, después de repetir estas cuatro palabras una y otra vez, se vieron arrebatados de aquello en lo que habían invertido tantas horas de pensamiento positivo.

Barrieron de un plumazo todo su esfuerzo.

Ya te lo aclaraba en otro de los posts, en lugar de expresar tu incredulidad, afirma: «Me lo merezco. ¡Gracias!».

#3. Era broma

No se trata de que pierdas el sentido del humor, sino de que lo refines.

En su libro El juego de la vida...y cómo jugarlo, Florence Scovel Shinn nos enseña:

«El subconsciente no tiene sentido del humor y la gente provoca sus propios males debido a sus bromas».

Tus palabras tienen un poder inmenso, así que cuídalas y no las utilices para bromear de formas que te perjudiquen.

En la película Tú puedes sanar tu vida, uno de los autores entrevistados cuenta una anécdota que le pasó con Louise Hay en la que él, hablándole sobre un tema en el que estaban trabajando, le dice: «Así mataremos dos pájaros de un tiro».

Ella, con un enorme sentido del humor, lo corrige preguntándole: «¿Por qué habríamos de matar nada?».

Eso es, desde mi punto de vista, ser un ejemplo viviente del cuidado con las palabras. No es de extrañar que la escritora y fundadora de Hay House haya creado tanto éxito en su vida.

#4. Podré al menos quejarme

¿En serio? ¿Eso es lo que quieres?

Adelante, no te limites.

Dentro de poco verás como aquellas cosas por las que te quejas comenzarán a crecer en tu vida.

Si tuvieses un jardín, ¿qué plantarías, flores o espinos?

Muchas personas que conocen la ley, se permiten quejarse pensando que se han vuelto inmunes a sus efectos, como si por el simple hecho de saber algo estuviesen por encima de todo lo demás.

¿Acaso conocer los efectos nocivos del tabaco es suficiente para hacerte invulnerable? No, sabes que tienes que dejar de fumar.

De igual forma, es necesario que no albergues en tu mente aquello que no deseas para que deje de manifestarse.

#5. Es demasiado bueno

El sol calienta por igual a todas las criaturas que se ponen bajo sus rayos, no prefiere ni diferencia a unas sobre otras.

De igual forma, la Ley no distingue grados de merecimiento.

Te mereces todo aquello en lo que piensas, tanto lo bueno como lo malo.

Si piensas que no eres merecedor o merecedora de algo, creas situaciones en las que ves cómo otros reciben bendiciones y tú no.

Recuerda lo que te contaba en el post El Escondite...Descubre Los Regalos Que Te Trae El Universo, el Cosmos está deseando bendecirte siempre, de muchas formas.

Y, lo mejor, hay suficiente y de sobra para todos. No te pongas en último lugar, no necesitas hacerte eso.

#6. ¡Lo quiero ya!

Cuando era pequeño, aprendí una lección que jamás olvidaré.

Recién estaba descubriendo que plantando una semilla, era posible obtener una planta. Así que sembré unas semillas de tomatera.

Todos los días iba a mirar si mi proyecto germinaba y, en cuanto vi el primer brote asomar, tiré de él esperando desenterrar un tomate.

Me quedé sin planta y tuve que comenzar de nuevo.

Todo requiere su tiempo para madurar, incluso los nuevos pensamientos.

La impaciencia puede echar a perder tus planes.

#7. Es que fulanito o fulanita...

Siempre se ha dicho que criticar es el deporte nacional. ¿Qué crees que atraerás con esta actitud?

Seguramente las malas cualidades que ves en los demás comienzan a echar raíces en ti.

Hablar mal de otras personas no las daña a ellas, sino a ti.

Busca lo bueno en los demás, y lo bueno llegará a ti.

Habla bien y el bien llegará a ti.



Ponte a dieta

Para perder peso, tienes que hacer ejercicio y ponerte a dieta.

Para soltar el lastre de tu vida, tienes que practicar y poner a dieta tus pensamientos evitando todas estas formas de autosabotaje.

Ya te he mencionado más arriba que los pensamientos son cosas. No creas que porque no puedes verlos, no hacen girar los engranajes de la maquinaria manifestadora.

Prueba a desterrar estos hábitos durante siete días y después me cuentas los cambios que ha experimentado tu vida. ¡Espero tus comentarios!

«Yo tengo el poder de cambiar mis pensamientos ahora. Desde hoy decido tener solamente pensamientos felices»

Puede que también te interese

6 comentarios

  1. Me viene muy bien esta entrada de blog,ya echaba de menos leer cosas tuyas...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, aprendo mucho de tí.

    ResponderEliminar
  3. Exelente trabajo Juan!, te admiro muchisimo y aprendo de ti dia a dia. Muchas gracias por cruzarte en mi camino.

    Eva

    ResponderEliminar
  4. Gracias! gracias! gracias!

    ResponderEliminar

Facebook

Imágenes