Aprende A Ganar En El Juego De La Vida

martes, noviembre 03, 2015


«En la vida no hay clases para principiantes; enseguida exigen de uno lo más difícil.» ─ Rainer María Rilke.

Aunque lo que acabas de leer te puede parecer injusto (e incluso algo cruel), la verdad nunca deja de ser así de simple y directa.

Y es que desde que nuestras almas ponen sus pies en esta realidad, lo quieran o no, comienzan a participar en un juego en el que las reglas son iguales para todos. Da lo mismo si acabas de comenzar la partida o si llevas años formando parte de esta aventura.

Un juego que a menudo se confunde con una batalla, pero que no deja de ser un juego.

Tu primer objetivo es descubrir cuáles son las normas. Más adelante tendrás que interiorizarlas y vivirlas.

Sólo entonces estarás en condiciones de ganar la partida.

Pero...
  • ¿Cuáles son estas leyes que rigen nuestro destino y quién las inventó?
  • ¿Dónde están escritas?
  • ¿Cómo podemos integrarlas en la conciencia para que formen parte de nuestro día a día?
  • ¿Cuándo comenzaremos a ver los efectos del cambio de mentalidad en nuestras vidas?
  • ¿Cuánto dura la partida?
Y...quizá la cuestión más intrigante de todas. ¿Por qué y para qué estamos jugando?

Es normal que nos planteemos todas estas preguntas, porque tal y como nos cuenta la escritora Conny Méndez al comienzo de su libro Metafísica al Alcance de Todos, el ser humano emprende el oficio de vivir...

«...a ciegas, sin instrucciones, sin técnica, sin brújula, compás ni diseño, sin nociones de lo que va a encontrar [...] sin saber siquiera qué cosa es LA VIDA, sin saber por qué algunas vidas transcurren en medio de la opulencia y las satisfacciones mientras otras lo hacen por la miseria y el sufrimiento.»

¿Qué podemos hacer para cambiar esta situación?

En su libro El Poder de la Palabra Hablada, la brillante autora metafísica Florence Scovel Shinn nos aclara:


«La gente disfruta jugando al golf o al tenis, ¿por qué no podemos disfrutar con el juego de la vida? Es porque jugamos con fuerzas que no vemos. Con el golf o el tenis, hay pelotas que podemos ver y un objetivo visible a simple vista.»

Estamos acostumbrados a jugar bajo unas reglas bien definidas, y está claro que sería mucho más fácil contar con instrumentos visibles y con marcas que delimiten el terreno de juego.

Sin embargo, en la vida no existen líneas en el suelo ni un reglamento que consultar en caso de duda sobre cómo actuar en cada situación.

Tan sólo sabemos que deseamos ser felices.

Y posiblemente sea ése el trofeo que nos espera si jugamos bien nuestras cartas: alcanzar la felicidad.

Como es de esperar, bajo estas condiciones ─sin pelotas, sin marcas y sin reglas─, hasta el atleta más experto tiene todas las probabilidades de fracasar, ya que ni siquiera sabría por dónde comenzar.

No nos queda más remedio que asumir que con lo único que contamos es con nuestra intuición y con las reglas que nos dejaron quienes jugaron antes que nosotros.

Veamos a continuación algunas de estas reglas.

¿En qué consiste el Juego de la vida y qué puedes empezar a hacer para ganarlo?

El Juego de la Vida es un viaje

Bueno, en realidad son dos viajes:
  • Uno que realiza el cuerpo en el mundo de la materia y de la acción.
  • Y otro que lleva a cabo la conciencia en los planos internos.
Cada uno de ellos tiene sus propias reglas. Aunque podemos concluir que son las fuerzas que interactúan dentro de nosotros ─es decir, nuestros pensamientos y emociones─ las que dirigen lo externo para favorecer el cambio.

Todas las experiencias que vives traen un regalo oculto de transformación.

Si eres flexible y lo abres, podrás continuar tu camino. Pero si dejas pasar la oportunidad, tendrás que vivir la misma situación de diferentes formas hasta que despiertes.

Como el personaje de la película Atrapado en el tiempo (o El día de la marmota), que se levantaba cada mañana para revivir el mismo día una y otra vez hasta que aprendió la lección y dejó de ser el hombre mediocre, materialista y mezquino en el que se había convertido.

El Juego de la Vida es el juego de la conciencia

Aunque ambas travesías ─la interna y la externa─ transcurren de forma paralela, lo de fuera siempre está al servicio de la conciencia.

El Juego de la Vida es el viaje que hace el alma para ensancharse y llenarse de todas las cualidades del Espíritu (fe, amor, abundancia, esperanza, vida, paz, belleza, armonía...).

Sabrás que has ganado cuando seas capaz de expresar todos estos tesoros en el mundo de la acción.

Esto sólo se consigue a través de una expansión de conciencia, que sólo puede alcanzarse mediante un contacto íntimo y constante con el silencio interior, donde tu verdadero Ser se manifiesta.

El Espíritu es como un animalillo agazapado detrás de un arbusto. Si quieres que se muestre, sólo lo lograrás acallando el volumen de tus pensamientos.

En el libro Espiritual. Trae a tu vida tu Cielo interior, y en otros artículos de este mismo blog, encontrarás algunas meditaciones que te ayudarán a reducir el ritmo de tu mente y a conectar con una frecuencia en la que es posible abrirse a esa claridad.





El Juego de la Vida es como mirarse en un espejo

La mente es el negativo fotográfico que se revela en la realidad que te rodea en forma de entornos, objetos, personas y circunstancias.

Cuanto antes aceptes la idea de que todo lo que te rodea (tanto lo que te agrada como lo que no) es un reflejo de ti, antes avanzarás en la partida.

Recuerda que no puedes modificar la imagen que ves en el espejo si no cambias tú.

El Juego de la Vida es una búsqueda

Y se trata de una búsqueda muy especial, porque no eres tú quien encuentra aquello que busca, sino que es lo que buscas lo que te encuentra a ti cuando estás preparado o preparada para recibirlo.

Prepara y abona tu terreno interno para que tu vida sea fértil.

Siembra y riega pensamientos de éxito para generar el éxito; de amor para atraer el amor, o de salud para crear salud.

No puedes vivir separado o separada de aquello que eres.

Permite que la felicidad te encuentre.

El Juego de la Vida se basa en dar y recibir

Al contrario de lo que el intelecto nos dicta, sólo dando es que se recibe.

La explicación lógica a esta idea se basa en la Ley de Afinidad, que nos dice que únicamente pueden unirse aquellas energías que comparte la misma vibración.

Dicho en palabras más simples: el agua y el aceite nunca podrán mezclarse.

Esto es lo mismo que afirmar que si quieres recibir de la Fuente, tienes que convertirte en la Fuente. Ésta es la verdadera Ley de Atracción.

El Juego de la Vida es el camino del corazón

El corazón es la puerta del alma, y el alma es la única que sabe lo que ha venido a hacer aquí.

La intuición es el lenguaje del Espíritu, que penetra en nuestra mente como un rayo de luz que se filtra a través de una rendija en una cortina.

Un corazón iluminado es un corazón sin velos, en comunicación directa con la Verdad.

Éstas son algunas de las respuestas a las preguntas planteadas en los párrafos anteriores. Si trabajas sobre estas ideas hasta que lleguen a formar parte inseparable de ti, podrás contemplar cómo tu vida comienza a transformarse a un ritmo vertiginoso.

Esto no quiere decir que dejen de aparecer desafíos en tu experiencia, aunque estoy seguro de que a partir de ahora los afrontarás de una manera distinta.


Y tú, ¿cómo defines tu vida, como una batalla o como un juego? ¿Prefieres vivir luchando o disfrutando de la partida?

Puede que también te interese

9 comentarios

  1. Acabo de leer tu blog y me ha gustado mucho,estas cosas hacen que me sienta muy orgullosa de ser tu amiga.Te animo a que sigas adelante porque todos te vamos a seguir siempre.Acabas de escribir el primero y ya tango ganas de leer el siguiente.Consigues que sea tu fiel seguidora.Muchos Besos!

    ResponderEliminar
  2. esta perfecto tu blog pero como se hace para creer que la vida es un juego y no una realidad cruel que tenemos q superar siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación es la clave, estár en disposición de jugar!!!

      Eliminar
  3. Hola :) aqui vine a releer tu primer nota. A recordar como comenzó el juego, que juego este de la vida. Que nos pone fichas a nuestra disposicion todo el tiempo, como el ajedrez. A veces se torna como un rompecabezas... otras como una gran ruleta de casino. Pues yo estoy dispuesta a jugar. Lista.... preparada.... ya! :)

    ResponderEliminar
  4. Cuanto mas leo mas me gusta lo que dices!!! Gracias yo me estoy animando mucho y de mucha utilidad, lo del juego, es genial!!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias,Toñi....es muy importante ser conscientes del uso que le damos al lenguaje y de la repercusión que éste tiene sobre nuestra vida. Si comenzamos a realizar estos pequeños cambios en nuestro día a día, los resultados que obtenemos a cambio son espectaculares. Las palabras nos atan o nos liberan, lo curioso es que somos nosotros los que decidimos utilizar unas u otras. Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. sencillamente GENIAL!! como todo lo que escribes. me ha caido como anillo al dedo esto Juan- GRACIAS GRACIAS GRACIAS.
    nadie me dijo que seria facil mi cambio, pero estoy en ello y al menos ahora me doy cuenta de cuando fallo ,en que cosas y la cantidad de veces jjjj. besos y abrazos con mucha Luz mi maestro hermoso. te quieroo!! (sandra gutierrez)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sandra!! Claro que no es fácil...aunque si es fácil o difícil no es la cuestión, sino si merece o no la pena.

      Eliminar

Facebook

Imágenes